4 – El sánguche, el niño y el calderón*

Por JUAN FALU. Abordamos el avión rumbo a Bahía Blanca, Oscar Alem y yo. A Oscar lo vengo respetando desde hace muchos años. Hijo de libaneses y orgulloso de su sangre, toca el piano con la mansedumbre que aprendió de la raza y de las soledades pampeanas. Es sencillamente un músico que sabe combinar los sonidos, un músico que sabe lo que toca por esa rara e inexplicable cualidad que permite a alguien sonar como suena su tierra, o como la tierra manda. Empezamos a acercarnos como “baisanos”, orgullosos los dos. Oscar me parecía, hasta lo que ocurriría media hora después, un tipo...

leer más

3 – Grabar con Soledad

Por JUAN FALU. Amigo Matías, con algunas dudas, no voy a aceptar la invitación a grabar con Soledad, pero su destacada posición y tu gentileza me obligan a responder a la altura...

leer más

2 – Cultura nacional

Por JUAN FALU. Voy a San Juan. Rolando me lleva a un dique cercano. Señala un complejo turístico. Esto es de Tinelli, me dice. Luego describe la descontrolada explotación minera a cielo abierto en su provincia. Qué lo parió, decimos. Llega la noche y amamos la tierra con tonadas.

leer más

1 – El Videla imperfecto

Por JUAN FALU. Intérprete y compositor (Diario Clarín, 26/06/98). Tal vez fueron 30.001 los desaparecidos...

leer más

Narra su biografía

POR JUAN FALU » A los ocho años comencé a tocar guitarra de la mano de mi padre. Poco después, mi maestro de quinto grado Juan Walter me ayudó a afianzar estos primeros pasos en la música. Mi primer escenario fue ocupado en 1963. Por entonces estudié dos años con el maestro Martín Ventura pero tocaba «de oído», como hasta hoy. Aquel escenario fue una tortura pues entre el público se encontraba mi padre, escuchando atentamente para ver si estaba en condiciones de seguir el camino de su hermano Eduardo Falú. Eduardo era un artista mayor y un mito familiar. Me costó...

leer más