«San Juan es una fuente»

Cuando el año pasado el guitarrista sanjuanino Rolando García Gómez lo invitó a grabar un disco de música cuyana con él, Juan Falú aceptó en el acto. Mañana, once meses después del encuentro, saldrá a la luz «Coquita y Alcohol», un trabajo que contiene once temas interpretados en solitario o a dúo por los músicos y como «yapa», una selección a cargo de Los Caballeros de la Guitarra.

En medio de una ferviente actividad, y a una semana de finalizado el XIII Festival Internacional Guitarras del Mundo, que creó y dirige, el guitarrista tucumano llegará a la provincia mañana para presentar el disco en el Auditorio Juan Victoria, desde las 22, con entrada libre y gratuita.

Antes de su llegada, Falú, considerado uno de los grandes guitarristas argentinos, habló con DIARIO DE CUYO de este proyecto.

– ¿Es la primera vez que participás en la grabación de un disco de música casi exclusivamente cuyana?.

– Aùn sin ser un especialista en la música cuyana, la invitación de Rolando y el respeto que merece el folclore cuyano, fueron suficientes para que me animara. A mi manera, siempre he incursionado en cuecas y tonadas. Creo que lo valorable de esta iniciativa es la juntada de dos guitarristas que, a pesar de sus pertenencias regionales diferentes, comulgan la misma pasión. Tranquilamente podría haber sido al revés: que Rolando grabara conmigo un Cd de música del Noroeste.

– ¿Por qué Coquita y Alcohol?

– Creo que sintetiza el encuentro pues se trata de una vidala bien norteña, compuesta por un sanjuanino. Ademàs, es entrañable y cualquiera de nosotros la escuchó o cantó desde la niñez.

– Además de Buenaventura Luna y de Ernesto Villavicencio, al que conociste, ¿qué autores conocías de San Juan y cómo te impresionan las obras de los que conociste a través de este disco?

– A los nombrados debería a agregar a Carlos Montbrun Ocampo, Saúl Quiroga y muchos que seguramente habré de descubrir. Quiero resaltar que, además de los compositores, me despiertan admiración los intérpretes sanjuaninos. La experiencia de compartir una velada con Los Caballeros de la Guitarra fue inolvidable.

– Pensás que la música de Cuyo sigue siendo «pura» porque está alejada de los grandes festivales, pero cuál es la forma para que sea conocida ¿Este disco es una de ellas?

– No me preocuparía por difundirla tanto. Prefiero que por propio peso vaya trascendiendo. Siempre hay momentos de hastío por el consumo de la música que se difunde y los músicos terminan acudiendo a las fuentes. San Juan es una fuente, como muchas provincias cuyo folklore se mantiene cobijado por su gente, como es el caso de Tucumán o Catamarca. Ahora, si este trabajo aporta, podremos sentirnos orgullosos porque está hecho con respeto, pensando en el arte como aspecto sublime de la historia de una tierra y no como mercancía.

– ¿Por qué creés que la tonada está olvidada siendo que es tan rica musicalmente?

– En un sentido, en el de la Argentina profunda que valora sus pertenencias más dignas, la tonada no está olvidada. Si la ignoran los medios, ello habla simplemente de su propia ignorancia. Mientras se mantenga bien cuidada, bien cantada y bien tocada en Cuyo, tarde o temprano será abrazada por públicos y músicos de otras latitudes.

– ¿Hay posibilidades que Coquita y Alcohol sea presentado en Buenos Aires?

– Por supuesto. Es solo encontrar tiempo para organizarlo, algo difícil en mi caso. Pero lo hablaremos con Rolando.

Fuente: Diario de Cuyo. Por Betty Puga.