¿Acusación grotesca? ¿Política de la desintegración?

Una tal Fernanda Gómez   envió masivamente el correo que reproducimos abajo. Allí acusa a varios músicos de haber facturado sumas enormes por contratos con el Ministerio de Cultura de la Nación entre 2013 y 2015, argumentando que ese supuesto privilegio de enriquecimiento a costas del estado, deviene de ser “artistas del relato” y de “manifestar en las plazas a favor de los K” (textual del correo acusador)

Deben saber los compañeros músicos elegidos como receptores de la acusación y puede saber cualquier ciudadano, que en el sistema de datos del Ministerio de Cultura de la Nación constan todos los contratos con nombre, fecha, lugar, monto, actividad y número de expediente.

Nosotros afirmamos que ni siquiera acumulando todas nuestras emisiones musicales -desde el “arroz con leche” infantil hasta la última nota emitida en estos días- habríamos podido facturar la millonada que nos adjudican. Esperamos, en este sentido, que desde el Ministerio de Cultura de la Nación se examinen nuestros contratos por prestaciones artísticas individuales o compartidas, sea en el período señalado o en cualquier período histórico, como único modo certero de corroborar nuestra afirmación y dejar expuesta la infamia de la acusación anónima.

Llama la atención que desde un remitente denominado “etica2015arg” se cuestione la ética de personas que no necesitan demostrarla, y al mismo tiempo intentar sembrar desconfianza y disgregación dentro de un colectivo de músicos que fue generado desde búsquedas estéticas inescindibles de una conciencia histórica y social.

No sabemos si este hecho puntual es obra de un individuo perverso y/o parte de una política de la desintegración. Por las dudas y habida cuenta de maniobras similares en otros organismos del estado donde sí se pudo constatar que forman parte de una política oficial, consideramos un deber estar atentos a toda maniobra que siembre discordia entre quienes nos oponemos a este modelo de retorno del neoliberalismo en nuestro país y con idéntica finalidad en el continente.

A pesar de absurda y ridícula, esta acusación encierra una peligrosa valoración de la participación política del campo artístico, al asociarla a una suerte de prebenda. La participación política, la reflexión ideológica y lo más sublime de las mismas, que es mantener en alto los ideales de libertad y justicia para nuestros pueblos y nuestro continente, no constituyen una ruta de enriquecimiento material para quien porta esos sueños desde una conciencia nunca traicionada. Esta, nos parece, es la verdadera cuestión ética.

Liliana Herrero y Juan Falú, 03/04/16

 

De: «fernanda gomez» <etica2015arg@gmail.com>

Fecha: mar 30, 2016 4:35 PM

Asunto: Musicos sin verguenza !

A todos los musicos: desde los ultimos meses estamos revisando los contratos pasados con el Ministerio de Cultura de la Nación. Estamos sorprendidos por la facturación de algunos «artistas» del relato;

Solo en el Ministerio, no hablamos de Cultura de las distintas provincias y/o otros entes estatales: Periodo 2013/2015

Fito Paez: 35.000.000

La Mancha de Rolando: 28.500.000

Tonolec:

Liliana Herrero: 21.300.000

Juan Falu: 17.200.000

Juan Quintero/Luna Monti: 9.860.000 ( en algunos casos cobro y no toco; musica interior cordoba, como denunciado por el personal local !!!) mas lo cobrado para Aca Seca Trio.

La lista continua, estamos sorprendidos e indignados por los montos cobrados y ahora entendemos porque tanto se prestan a manifestar en las plazas a favor de los K !

Rescatamos la Ministra Parodi que nunca toco ni cobro nada durante su mandato como Ministro, un ejemplo !!