“Soy mi guitarra, mis obras y todo el folclore”

Juan Falú: su show de esta noche y lo que viene. Al 37º Festival Regional de Folclore llegará el cantante, acompañado en esta oportunidad por el percusionista Rodolfo Sánchez, para brindar un recital en el Club Atlético City Bell. El acto del guitarrista tucumano cerrará la jornada donde se rendirá homenaje al Carnaval de Jujuy.

El guitarrista tucumano tocará esta noche junto al percusionista Rodolfo Sánchez

Si bien la música folclórica tiene este fin de semana su epicentro en el Anfiteatro del Lago, City Bell no quiere ser menos. Por eso, al 37º Festival Regional de Folclore de la citada localidad, llegará Juan Falú, acompañado en esta oportunidad por el percusionista Rodolfo Sánchez, para brindar un recital en el Club Atlético City Bell (Cantilo y Jorge Bell). El acto del guitarrista tucumano cerrará la jornada (que arranca a las 21.30) donde se rendirá homenaje al Carnaval de Jujuy.

–¿Con qué novedades se encontrará el público que acuda a verlo esta noche en el Club Atlético City Bell?

–Generalmente prefiero saber con qué me encontraré yo, y a partir de allí pensar el repertorio. Cada concierto, cada lugar plantea una atmósfera particular a la que intento adaptarme. De todos modos, no tengo más sorpresas que mi guitarra, mis obras y los clásicos del folclore que recorro, con versiones que pueden ser espontáneas. Y siempre tengo la misma expectativa: comunicarnos alrededor de músicas que nos pertenecen.

–Más allá de esta fecha, ¿tiene programado algún recital para los días venideros?

–Sí, claro, por suerte tengo muchos. El 25 en la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires, el 29 en el salón de la UOCRA también en Buenos Aires y luego sigue una agenda nutrida por las provincias y el exterior.

LAS JUNTADAS. Una de las más recordadas compañeras de Juan Falú sobre los escenarios es la cantante entrerriana Liliana Herrero, con quien se presentó en numerosas ocasiones, inclusive en City Bell.

–¿Ha pensado la realización de nuevas funciones junto a Liliana Herrero?

–Sí, por supuesto, y serán aquí. Tendremos una reaparición en setiembre en el Coliseo Podestá.

–¿Se siente más a gusto en dúo que tocando solo?

–Me siento a gusto con el arte en cualquier juntada, cuando en ella florece. Pero debo decirlo, básicamente, soy un solista.

–Tras haber tocado en una gran cantidad de lugares alrededor del mundo, y con artistas de variada índole, ¿en qué encuentra la motivación necesaria para seguir en actividad plena?

–Creo que ningún arte y ningún artista se agota con el tiempo. Siempre hay nuevas posibilidades de crear o recrear. Y, además, motiva el mundo sensible que se dispara con ese arte. Mucho más, si es compartido con el público.

Pasado, presente y futuro. Durante los años negros de la última dictadura militar, Falú vivió exiliado en Brasil, país donde desarrolló su carrera profesional desde 1976 hasta 1984, ya recuperada la democracia. Allí, el contacto con sonoridades típicamente brasileñas lo llevaron a incorporar un nuevo lenguaje musical a sus melodías.

–En cuanto a su carrera a lo largo de todos estos años, ¿cómo ha logrado plasmar una buena química entre los ritmos autóctonos y lo aprendido durante su exilio en Brasil?

–Debo aclarar que yo no intenté concientemente fusionar nada. Creo que se me metieron sonidos en aquellos ocho años brasileños y simplemente los trasladé a mi mundo musical que es esencialmente inspirado en el folclore. Fue todo natural y fácil, pues nada impide que una expresión regional se nutra de aportes, en este caso principalmente armónicos.

–¿Cuál cree que es el estado actual del folclore? ¿Piensa que se ha dado una revalorización del género, a través una mayor aparición en diversos medios de expresiones folclóricas?

–Hay de todo. Desde un folclore “baladístico” hasta las expresiones más estilísticas. Entre estas últimas, hay, por suerte, enormes artistas.

–Dentro de esos enormes artistas que menciona, ¿es posible recomponer aquel otro grupo de creadores, como Yupanqui, Tejada Gómez, Leguizamón, Castilla, Dávalos?

–Epa, compañeros, no se me olviden de Eduardo Falú, para mí el artista mayor de la Argentina. Y conste que no lo digo por pertenecer a la familia.

–Incluyamos a Eduardo Falú, por supuesto…

–Creo que sí, que se puede reflotar. Pero tal vez sea necesario reconstruir una cultura nacional que, en la actualidad, está un poco atontada.

Desde 1989, Falú ejerce la docencia en el Conservatorio Municipal Manuel de Falla de Buenos Aires donde, además de ser titular de cátedra de la materia Formas y Ritmos de la Música Argentina, es Coordinador Académico de la Carrera de Tango y Música Folclórica.

–En base a su docencia, ¿cómo ve el acercamiento de la juventud con la música de nuestras raíces?

–Es lo mejor que sucede. Está vivo y se hace con un gran respeto.

Fuente: Diario Diagonales.